acristalamientosVidrio BAJO EMISIVO

El vidrio BAJO EMISIVO es obtenido tras un proceso de pulverización de partículas de óxidos y metales nobles, principalmente plata, sobre una de las caras del vidrio que confieren a este propiedades especiales de reflexión manteniendo su aspecto incoloro.

Este tipo de vidrio minimiza la pérdida de calor de los edificios, debido al revestimiento invisible que reduce drásticamente la transferencia de calor y refleja el calor interior de nuevo en su habitación. A la vez nos permite tener unas extraordinarias propiedades para la transición de luz natural, lo cual nos regala un conjunto perfecto entre ahorro de energía calórica y aprovechamiento de la luz natural.

El vidrio bajo-e es esencial para las habitaciones o edificios con una alta proporción de ventanas o puertas de vidrio, como las terrazas o invernaderos. Ayuda a retener el calor incluso en invierno, lo que le permite cómodamente utilizar estas habitaciones para más meses del año.

 

 

Vidrio CONTROL SOLAR

El vidrio de CONTROL SOLAR es un vidrio tratado especialmente que se diseña para mantener los interiores del edificio cómodos previniendo la acumulación del calor solar.

El vidrio de control solar está recubierto con materiales especiales que reflejan las porciones infrarrojas (IR) de la energía solar, y absorben las longitudes de onda ultravioleta (UV). Al reflejar el componente IR de la luz del sol, el vidrio de control solar reduce la cantidad de calor que fluye hacia el interior del edificio. Al absorber el componente UV de la luz del sol, el vidrio de control solar protege a las personas de los componentes nocivos de la luz solar natural y también reduce el deslumbramiento desagradable en los interiores, mientras que todavía permite una transmisión óptima de la luz natural en el interior del edificio.

Vidrio con GAS ARGÓN

El GAS ARGÓN es un gas incoloro e inodoro que se encuentra en nuestra atmósfera. Se encuentra de forma natural en la atmósfera de la Tierra, y comprende aprox. el 2% del aire que respiramos. La composición molecular del argón revela que es más denso que el aire.

Sustituyendo el aire por argón dentro de la unida de vidrio aislante,  mejora considerablemente el aislamiento térmico del doble acristalamiento. Aunque las unidades llenas de argón cuestan alrededor del 5% más que las unidades llenas de aire, pueden mejorar a clasificación energética en más del 30%. El vidrio con argón debe durar la vida de una ventana de doble acristalamiento y durante un período de 25 años no debe perder más del 5%.

Vidrio de Seguridad – TEMPLADO

El vidrio TEMPLADO es un vidrio aproximadamente cuatro veces más resistente que el vidrio regular y que en caso de rotura, rompe en fragmentos relativamente pequeños. Debido a la forma en que es realizado (a través de un proceso de calentamiento extremo y rápido enfriamiento) es un tipo de vidrio mucho más duro y frágil que el vidrio regular.

Para ser considerado vidrio de seguridad, este tipo de vidrio tiene que cumplir los requisitos establecidos en la norma UNE-EN 12150, que establece criterios como el número de fragmentos en el que tiene que romperse el vidrio o el tamaño máximo que debe de tener el fragmento más grande.

Este tipo de vidrio tiene muchos beneficios y usos  y es altamente recomendado en aplicaciones con anclajes, como ocurre en el caso de las puertas de paso y en  la mayoría de las mamparas de baño. Lugares en los que el vidrio pueda estar sometido a cambios bruscos de temperatura (estrés o choque térmico).

Vidrio de Seguridad – LAMINADO

El vidrio LAMINADO posee una capa protectora de vinilo dentro de dos piezas de vidrio. La instalación de ventanas con vidrio laminado reduce el riesgo de ser cortado por la rotura del vidrio. Cuando el vidrio laminado se rompe, su capa interior de vinilo evita que los fragmentos se dispersen, como si fuera un cristal de seguridad. Los fragmentos quedan fijados al revestimiento de vinilo.

Este tipo de vidrio es altamente recomendado en barandillas, ya que si por cualquier circunstancia el vidrio se rompiera permanecería en su lugar después de la rotura evitando caídas y accidentes, gracias a la existencia de la capa de vinilo.