Doble ventana o acristalamientoEn ambas propuestas se tiene una mejora en términos de ahorro energético y económico. Aunque una composición en la gama alta de doble acristalamiento ya sea CLIMALIT O ISOLAR, proporciona unos valores mayores, además de ganar en estética y practicidad para su mantenimiento y limpieza.

Ahorro energético se refleja en la mejora de nuestra vivienda en lo que a confort térmico se refiere, con la considerable reducción de pérdida de energía a la hora de tener que subir la temperatura de nuestro hogar.

Ahorro económico, será notable, debido a que al no necesitar más calefacción o aire acondicionado en una estancia, se utiliza menos energía para calentar o enfriar, lo que conlleva una factura de consumo energético más baja.

Para tomar una decisión es conveniente considerar los siguientes puntos:

– Calidad de la Carpintería: Una ventana con mejores calidades en cuestión de material, permeabilidad al aire, resistencia, etc., permitirá un mayor ahorro.

– Calidad del Vidrio: La calidad del vidrio que instalemos en nuestras ventanas, así como el tipo, el espesor de cámara, etc., nos determinarán la calidad final de nuestra ventana.

Espacio: Importante aspecto, ya que el espacio utilizado por una doble ventana en relación a un doble acristalamiento no es el mismo. En la doble ventana el espacio utilizado en la vivienda es mayor, mientras que en el doble acristalamiento, no.

Espesor de la Cámara de Aire entre Ventanas:  Cuanto mayor sea la anchura de la cámara que dejemos entre ambas ventanas mayor será nuestro aislamiento, y por tanto, más aumenta la calidad de la instalación de la doble ventana.

– Situación Geográfica: La situación, y  las condiciones climatológicas de la zona donde se ubica la vivienda, son elementos importantes para realizar una elección final.